ALIF

La técnica ALIF es el acróstico de anterior lumbar interbody fusion.

La incisión se realiza en la parte inferior del hemiabdomen izquierdo, por debajo del ombligo (similar a la cicatriz de la cesárea), ligeramente lateralizada a la izquierda.

El abordaje suelo realizarlo en colaboración con Cirugía vascular para minimizar complicaciones del abordaje y afrontarlas, en caso de que aparezcan, con las máximas garantías. Las intervenciones previas en el peritoneo dificultan el acceso por las adherencias, aumentando el riesgo de complicaciones.

Las indicaciones dependen de las ventajas/inconvenientes del ALIF frente a otras técnicas que persiguen el mismo objetivo (fusión): TLIF/PLIF y artrodesis lumbar PL.

El ALIF permite extraer el disco en su práctica totalidad (a diferencia de los abordajes posteriores), por lo que permite implantar una prótesis con mayor superficie de contacto (lo que en teoría facilita la fusión y disminuye el riesgo de subsidence o hundimiento de la misma). El aumento de superficie de contacto de la prótesis junto con la lesión del LVCA y la distracción directa anterior, permite, a su vez, una mejor corrección de la altura discal y de la lordosis.

Caja atornillada de Nuvasive. Foto tomada del catálogo.
Caja atornillada Globus. Foto tomada del catálogo.

Sin embargo, en casos donde existe un compromiso radicular (secundario a material discal y/ o estenosis con componente osteoligamentoso) sintomático en reposo, prefiero un abordaje posterior.

Como complicaciones, las más serias son las vasculares (lesión venosa, trombosis); la perforación intestinal o la lesión ureteral, también descritas, son poco frecuentes. La eyaculación retrógrada por lesión de plexo simpático es más frecuente en L4-L5 que en L5-S1 y puede provocar esterilidad, por lo que, en caso de tratarse de varones, debe constar en el consentimiento informado. Las complicaciones más frecuentes son las relacionadas con la pared abdominal: hematomas, infección o hernia abdominal secundaria.

La técnica ALIF está indicada, sobre todo, en mujeres jóvenes con discopatía L5-S1 (L4-L5 dependerá de la configuración anatómica de los vasos) refractaria a tto médico; asociada a pérdida de altura discal y/o lordosis segmentaria, sin compromiso radicular significativo.

En casos de fracaso de cirugía previa (pseudoartrosis de artrodesis posterior o microdiscectomía con dolor lumbar residual) puede ser una solución válida.

En casos de espondilolistesis L5-S1 grado I-II (especialmente en disco L5-S1 con ángulo acusado y movilidad segmentaria en flexo-extensión), que presentan lumbalgia mecánica como síntoma principal, estoy usando cajas atornilladas ALIF con fijación posterior percutánea complementaria.

Puede interesarle también: 

Espondilolistesis L5-L6 grado II con espondilolisis: ¿ALIF + percutánea?

4 respuestas a «ALIF»

  1. Intervenido de ALIF L5-S1 el 16 de noviembre de 2020.
    Tras un mes sigo con el mismo dolor en zona lumbo Sacra y agujetas y debilidad en extremidades inferiores.
    Sigo con pregabalina para controlar parestesias.
    ¿Es normal que no haya encontrado mejoría aún?.
    Un saludo

    1. Hola Jose
      Es difícil responder tu pregunta sin conocer las peculiaridades de tu caso. Te aconsejo que lo comentes con tu cirujano, que podrá facilitarte indicaciones más precisas respecto a lo que te pasa.

      Saludos

  2. Buenas noches tengo una hernia en la columna L4 yL5 me quieren hacer la ALIF La verdad me da mucho miedo, me dicen que es mejor. Es así? Gracias

    1. Hola Jorgelina

      El abordaje anterolateral (ALIF u OLIF, en función de la arquitectura vascular) posee unas ventajas respecto al abordaje posterior: se puede retirar casi todo el disco (lo que permite colocar una prótesis más grande, con mayor superficie y mayor superficie para la fusión) y el ligamento vertebral común anterior (lo que permite restaurar mucho mejor la altura del disco y corregir el perfil sagital). En manos expertas es una técnica segura, con pocas complicaciones. Si ya estás intervenida por vía posterior y hay que retirar una prótesis intersomática, es el abordaje de elección. No obstante, como todos los abordajes, presenta ciertas limitaciones: la descompresión del canal suele hacerse de un modo indirecto (si existe patología derivada de arcos posteriores o hernias discales extruídas o migradas con radiculopatía como clínica dominante no es mi primera elección) y las reintervenciones por vía anterior pueden plantear dificultades o secuelas previsibles en el abordaje.
      Al no conocer las peculiaridades de tu caso, debes plantear la cuestión al cirujano, que explicará los motivos de su elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: