Artrodesis lumbar posterolateral

La artrodesis lumbar posterolateral es una técnica que se realiza para tratar la inestabilidad segmentaria con el objetivo de “fusionar» el/los segmento/s intervenido/s. Suele acompañar a una técnica descompresiva (discectomía lumbar, laminectomía o foraminotomía). Puede ser instrumentada (con tornillos y barras) o no instrumentada.

La inestabilidad segmentaria lumbar se diagnostica por métodos indirectos (clínico-radiológicos), dado que no existen criterios objetivos (variables numéricas) para determinarla. White y Panjabi definen la inestabilidad clínica como la pérdida de la habilidad del raquis de mantener, bajo cargas fisiológicas, un patrón de desplazamiento tal que no se produzca déficit neurológico inicial o adicional, ni deformidad mayor, ni dolor incapacitante.

La definición sirve para entender el concepto de inestabilidad pero no para definir sus márgenes imprecisos ya que, habitualmente, se desconocen las cargas fisiológicas (son muy variables), el patrón de desplazamiento que puede provocar déficit o deformidad mayor (también indefinida) o dolor incapacitante (muy subjetivo). 

Puede ser primaria o secundaria a la propia intervención (si al realizar el abordaje, prevemos que tendremos que retirar o anular elementos de contención “necesarios” para mantener la estabilidad de la columna).

En el caso de inestabilidad primaria, considero criterio de intervención un dolor mecánico (mejora en reposo) acompañado con signos radiológicos indirectos (inestabilidad en RX dinámicas, signos de subluxación facetaria, lisis pars, espondilolistesis progresiva…). 

 La artrodesis posterolateral instrumentada requiere el uso de tornillos transpediculares en las vertebras que queremos fusionar asociadas siempre a decorticación de transversas y/o facetas. En general, se puede usar en todos los niveles lumbosacros con balance sagital conservado. A nivel L5-S1 suelo preferir ALIF o TLIF. La tasa de fusión es levemente inferior al TLIF (con menor morbilidad) en el resto de la columna toracolumbar, por lo que, en ausencia de balances descompensados (coronal o sagital), no es una mala opción para lograr la fusión.  

 

 

La fusión se da por lograda cuando se aprecian puentes óseos laterales (flechas) y/o ausencia de osteolisis/fractura/extrusión en el sistema de instrumentación (generalmente a partir de un año de la intervención).

2 respuestas a «Artrodesis lumbar posterolateral»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: