Indicaciones para la descompresión interlaminar (IL)

La descompresión interlaminar (IL) es una técnica que suelo emplear en pacientes sin lumbalgia (o lumbalgia no significativa) que no presentan alteración del balance patológica ni signos de inestabilidad o subluxación facetaria. Las dos ventajas fundamentales son:

-es una técnica poco agresiva, que permite una amplia descompresión del canal y de los forámenes en los niveles intervenidos sin alterar la estructura ósea

-puede evitar una fusión lumbosacra larga

La descompresión interlaminar está indicada en el tratamiento de la estenosis de canal lumbar, una patología con elevada incidencia y prevalencia. Técnicamente consiste en retirar las partes blandas que separan ambas láminas y espinosas (ligamento amarillo, interespinoso, epiespinoso) hasta exponer el saco dural. Se puede completar con discectomía (microdiscectomía), recalibraje de receso lateral y foraminotomía bilateral.

A continuación expongo imágenes de un caso prototipo donde podría estar indicado como alternativa a una descompresión y fusión larga.

Puede interesarle también:

-Estenosis de canal lumbar sin lumbalgia: descompresión interlaminar

3 respuestas a «Indicaciones para la descompresión interlaminar (IL)»

  1. Buenos dias Soy Jose Fabrega , ayer tuvimos una visita con la idea de la operacion dentro de un corto espacio de dias . Me quedo una duda : despues de eliminar la parte del nucleo pulposo . Se cierra el espacio por el que se ha salido y comprime los nervios o dicho se queda cerrado y puede volver a salirse ? Un saludo
    Nos vemos en el quirofano

    1. Hola Jose
      En el procedimiento de la microdiscectomía no se puede «quitar» todo el disco. En general, se retira el núcleo pulposo que ha migrado al canal y, a través del «desgarro» producido en el anillo fibroso del disco, los fragmentos «sueltos» que puedan haber quedado dentro del espacio intersomático. Tampoco se cierra ese «desgarro» durante el procedimiento, sino en la «cicatrización» posterior, por lo que la recidiva de la hernia es posible (pero poco frecuente).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: